Este artificio lo publiqué hace mucho tiempo en flickr y creo que vale como para ponerlo aquí, pues es una solución práctica y efectiva.

Así que tienes una cámara que es capaz de tomar fotos macro o supermacro, pero te has dado cuenta que te salen feas sombras de la propia cámara cuando usas tu flash? Para resolver esto existen opciones comerciales de flashes para macro, pero aquí vamos a hablar de una alternativa útil y económica, para quien desea tomar estas fotos de vez en cuando.
Vas a necesitar un plato desechable blanco de esos hechos de anime, telgopor o poliexpan,. Abre un hoyo en el centro del plato del diámetro exacto del lente de tu cámara. Haz pequeños cortes perpendiculares de manera que el plato pueda adaptarse a la forma de tu lente. Coloca el plato en el lente con la curvatura hacia adelante y toma tus fotos en macro con el flash. Como ves, el plato de anime ha logrado distribuir uniformemente la luz del flash alrededor eliminando las sombras. Obtendrás fotos macro con flash libres de sombras y casi tan buenas como con la alternativa comercial.

plato de anime
con el agujero
colocado
Resultados con el accesorio

Resultados sin el accesorio

Cada vez se hace mas sencillo actualizar tu bitácora desde la calle gracias a aplicaciones para tu teléfono inteligente como en este caso el blackberry y la nueva versión del programa de WordPress para este. Puedes igualmente subir fotografías, etiquetar, categorizar y todas las cosas básicas que normalmente haces desde tu pc para publicar; por supuesto habrá que desarrollar cierta destreza con el pequeño teclado, pero todo esta allí listo para usar.
Bájate la aplicación desde tu BB en este link y bloguea desde donde sea.

La fotografía de la naturaleza tiene varias facetas diferentes pero todas con su atractivo. En el caso de capturar imágenes de animales silvestres, y en este caso de aves, hay que tener básicamente mucha paciencia para lograr tener ante nuestro lente la oportunidad adecuada. Usualmente estas oportunidades no duran mucho por lo  que hay que estar absolutamente preparado.

La cámara ha de estar preparada para fotos de alta velocidad, obturador de 1/1000 por lo menos. Hay que escoger un lugar tranquilo donde esperar, que permita buena visibilidad al lugar donde los pájaros suelen andar, ya sea alimentándose o tomando agua en un estanque por ejemplo. Yo suelo tener el disparador seleccionado en múltiples fotos, lo que permite disparar fotos en ráfagas, de manera que aumentan las posibilidades de que alguna toma sea la que buscamos.

Cuando tomé esta foto del colibrí, realmente estaba fotografiando insectos del jardín, pero apareció este pequeñito y tuve la suerte de capturar su imagen.

Recuerden, velocidad alta y modo ráfaga, el teleobjetivo mas grande que tengamos y a disparar.

Mi foto donde no debe estar Estampas
Mi foto donde no debe estar Estampas

Uno de los riesgos de publicar nuestro trabajo fotográfico en Internet es sin duda alguna el plagio. Nadie escapa a este flagelo que es practicado ampliamente igual tanto en portales piratas como en revistas comerciales bien conocidas.

Existen diversas medidas que podemos emplear para intentar mitigar el problema, aunque ninguna de ellas es suficiente como garantía de que no suceda. Lamentablemente este es un mal con el que tenemos que convivir.

Lo primero que hay que hacer es declarar explícitamente en tu sitio web, portal o galería tu propiedad sobre el material que estás publicando allí y las condiciones bajo las cuales vas a permitir o no que sea tomado dicho material por parte de terceros. Hay fotógrafos que de manera generosa permiten a otros utilizar su material simplemente a cambio de una mención o reconocimiento de la autoría.

Habemos algunos que no consideramos correcto regalar nuestro trabajo a cambio de sólo una mención, sobre todo cuando quien va a utilizar tu material está obteniendo dividendos del mismo. De cualquier manera, sean cual fueren las condiciones bajo las cuales permites o no el uso de tu fotografía, es indispensable colocar claramente dichas condiciones junto a tu material.

Otra medida que se emplea es la de marcar tus fotos (watermark) con una firma o tu nombre. Esta técnica puede ser invadiendo totalmente la imagen con grandes letras, o simplemente colocar tu nombre en una esquina. Si aplicas el primer caso tiene la ventaja de desanimar el uso indebido de tu imagen pues siempre se verá parte de la marca, pero a la vez estás estropeando la vista de tu trabajo a aquellos visitantes de tu sitio que simplemente desean admirar tu obra (la vasta mayoría). La segunda opción de simplemente una esquina, es útil sólo en el caso de que el que copia tu trabajo al menos desee mantener tu mención, pero fácilmente podrá eliminar tu marca de así querer hacerlo, lo cual no disuadirá a los que lo hacen a consciencia.

Existen métodos dentro de la propia codificación de la página web donde se publican las fotos, que impiden la copia regular de las imágenes, ya sea deshabilitando la opción del botón derecho del ratón, o bien colocando una capa invisible sobre la imagen de manera que cuando se seleccione bajar solo se obtendrá dicha capa transparente y no la verdadera foto. Sin embargo ningún método es seguro ya que una vez que la foto está en la pantalla del computador, esta siempre puede ser obtenida simplemente sabiendo como hacerlo.

Tengo ya varios años colocando mi material en Internet, y he logrado vender varias de mis imágenes, cosa que no habría podido lograr sin el uso de Internet. Por lo cual no me queda mas remedio que continuar en ello. Sin embargo, siempre resulta en una sorpresa muy desagradable cuando uno se encuentra con el plagio de una imagen propia, y resulta triplemente amargo cuando dicho plagio es efectuado por un medio de comunicación tradicional, plenamente establecido, con absoluto poder económico suficiente como para sufragar las imágenes de que se sirve para vender sus artículos. En mi caso, a modo de ejemplo puedo mencionar a la muy clásica y seria Revista Estampas que publica el Diario El Universal en Venezuela. En un artículo firmado por la Sra. MARÍA ANGELA VALBUENA en el pasado Diciembre, se tomaron la libertad de cortar de mi sitio en FLICKR esta foto y colocarla deportivamente en este artículo. Por supuesto, aunque en mi flickr dice claramente que el material es copyright, esta gente no tuvo reparo en tomarlo, eliminar la marca de la foto, es decir mi nombre, y luego simplemente, sin ningún permiso de mi parte y mucho menos con alguna compensación económica, colocaron mi foto como imagen principal del artículo. Simplemente colocaron mi nombre luego que les escribí reclamando, aunque no me contestaron nada ni me pagaron tampoco.

Seguramente debe haber mucha gente víctima de esta práctica de parte de medios supuestamente respetables y de periodistas que supuestamente elaboran el material que firman como es el caso de la Sra. MARÍA ANGELA VALBUENA, por lo que lo mejor que se puede hacer es prepararse para cuando esto pase aplicando alguna de las políticas aquí mencionadas, y asesorándose también con respecto a este flagelo, posiblemente un buen sitio para empezar puede ser este sitio especialista en la materia.