Una de las ideas que venían impresas en un catálogo que Canon envió con mi primera cámara digital, la querida S3, sugería utilizar fotos de revistas como background para las tomas de modelos pequeños como carritos, juguetes, etc.  La idea era ubicar el modelo, por ejemplo un carro a escala con un fondo de una ciudad famosa, como París, Londres o Porlamar 😉 . Rápidamente quise hacer eso a ver que tal quedaba, pero fui perdiendo el interés en la medida que observaba que el atractivo del resultado era la imagen de atrás y no el sujeto. En realidad se pueden lograr buenas cosas con esta técnica, pero no es de ella que quiero hablar hoy, si no de algo parecido y también un poco mas tecnológico, que se inspira en esta misma idea; vamos a reemplazar la imagen de fondo de la revista, por un monitor de computador.

Esto trae interesantes ventajas tales como la flexibilidad de colocar no sólo fotografías como fondo, si no cualquier cosa que se nos ocurra, tal como el patrón que ven en el ejemplo u otro arte, color o fondo que queramos probar, y además brinda iluminación propia con lo que evitas el reflejo que un flash puede causar sobre la superficie de la fotografía de un fondo preimpreso.

Esto no requiere de mayores conocimientos, simplemente es una idea que cada uno de ustedes podrá desarrollar en la dirección preferida. En mi caso, que me agrada mucho fotografiar copas, pues he jugado con la refracción que ofrece un fondo tipo tablero de ajedrez a través del cristal de una copa, y para darle algo de vida y movimiento, pues esta se está llenando de un vino tinto.

Tip: El liquido no es vino real, es agua coloreada con colorantes comestibles de repostería que puedes conseguir en cualquier supermercado. Siempre hay algunos derrames en este tipo de ejercicio y el agua coloreada tiene la gran virtud de no ser pegostosa pero si  fácil de limpiar.

Haz tú la prueba de las diferentes combinaciones de objetos cristalinos sobre fondos o patrones, y observa lo interesante que puede ser.

Si deseas convertir la foto de la cara de alguien en un retrato verdadero, lo que se necesita es simple y básico. Queremos lograr una imagen clara y enfocada de la cara del sujeto, y al mismo tiempo tener un fondo desenfocado, de esta forma la atención se fija directamente en el rostro. Esta práctica sola puede ser la diferencia entre una foto familiar y un verdadero retrato.

Ok, vamos a necesitar una cámara con control manual (existen muchas cámaras compactas que traen pre programados el modo retrato así como otros, si tu cámara no te deja control manual pero si tiene el modo retrato, utilízalo y olvídate del resto de este post)

Utiliza una apertura abierta tal como f8 o menos, compensa la cantidad de luz aumentando la velocidad del obturador. Si la luz del día no te ayuda por estar cerca del mediodía por ejemplo, considera utilizar el flash para rellenar de luz aquellas áreas de la cara que quedan sombreadas.

Para incrementar el desenfoque del fondo, puedes usar tu zoom óptico de la cámara a su máximo, y dar los pasos atrás necesarios para que el modelo se mantenga dentro de la composición. Practica utilizando diferentes combinaciones de aperturas y velocidades de exposición y compara tus resultados

Cuando fotografíes un objeto de vidrio o cristal claro encima de un fondo blanco seguramente tendrás problemas con un resultado donde el objeto resulta casi invisible. Puedes hacer lo siguiente para lograr mejor definición de los bordes. Coloca un manto o cobertor negro muy cerca del objeto siempre que lo mantengas fuera de la composición, aunque esté fuera del campo visual resultará refractado por el cristal con lo que se logra el efecto de resaltarlo. Compara y nota una mejor definición del cristal.

9BUG83JSMR28

 

Copa de cristal sobre fondo blanco, no se ven los contornos
Misma copa pero con superficies negras a los lados fuera del campo visual, contornos mejor definidos

Para fotografiar gotas de agua vas a necesitar una cámara con macro; no hace falta una cámara profesional DSLR, cualquiera de las compactas con la característica de macro y flash harán un buen trabajo.
Tampoco necesitarás una preparación especial excepcional, sólo el chorro de gotas frente a tu cámara y la estela de ellas en paralelo a tu lente de manera que ni se acerquen o alejen de este para poder mantener el foco de las mismas.

Si el flash te permite configurarlo, colócalo en su menor potencia, esto hará que el tiempo que dura la luz del mismo sea mas corto con lo que congelarás mejor el movimiento de las gotas; pero esto hará que tengas que colocarlo lo mas cercano posible al objetivo, para compensar la falta de luz.

Comienza a hacer correr el agua de manera que el chorro de agua tenga el diámetro deseado para la gota que deseas fotografiar. SI posees trípode mucho mejor, comienza a enfocar el chorro y gradúa tus parámetros haciendo varias tomas de prueba, hasta que tengas los indicados que produzcan una clara y enfocada foto.

Puedes colocar diversos objetos de colores cercanos al chorro de agua, con lo que obtendrás efectos interesantes en el agua; no es importante qué objetos utilices ya que ellos estarán fuera de foco por el hecho del la Profundidad de Campo reducida propia de las fotos macro, pero el agua si reflejará o refractará dichos colores de esos objetos, haciendo la toma mas interesante.

Si te gusta el estilo “corona” de la gota al impactar el fondo, debes mantener el nivel de agua a un mínimo superficial; por otro lado si prefieres el efecto “volcán” debes utilizar algún recipiente que haga un fondo profundo de agua, en dónde la gota caiga.

Debes disparar el obturador de tu cámara muchas veces, muchas de las fotos no mostrarán absolutamente nada, pero algunas otras si.

Luego de obtener tu primera captura exitosa, tu propia experimentación te irá enseñando qué otras cosas hacer para ahondar en este tema.