Café con leche y una oblea
1/60 seg, f/10.0, ISO 100

Es posible que parezca muy fácil fotografiar alimentos, pero como todo en la Fotografía, esto también tiene su técnica y dificultades. Hay distintas razones para querer realizar este tipo de tomas, usualmente relacionadas con la fotografía publicitaria o simplemente mostrar una receta de cocina propia, pero básicamente lo que distingue un simple “snap shot” de una real fotografía de alimentos salta a la vista del cualquiera, aunque este no sepa nada de fotografía.

Algunos tips pueden ayudarte a tomar mejores fotos de este tipo y son los que he realizado para el trabajo que se observa arriba.

  1. Iluminación: como en toda foto la luz es esencial, aquí he usado dos flashes Canon Speedlite 430 EX II, el primero programado para ser la luz principal, a 45 grados a la izquierda, y el segundo sobre la cámara como simple luz de relleno mas débil. La proporción fue 70-30.
  2. Setup: el montaje siempre es importante, si no se dispone de una bonita mesa, una linda cocina, o un lugar relacionado con el sujeto de la foto (restaurante, cocina, comedor, etc) lo sencillo es simplemente no tener ninguno, como es el caso de esta foto, un fondo negro siempre da un toque interesante.
  3. Preparación del sujeto: el motivo de la foto es lo que se pretende se vea provocativo o delicioso, pero en realidad no necesita serlo, pero si parecerlo. La espuma de un café con leche se ve mejor con un poco de jabón para darle cuerpo. La verdadera espuma de la leche se disolvería a media sesión fotográfica. Otro truco, no utilizado aquí, sirve para simular la condensación de un envase supuestamente frío, como una cerveza o afín, es limpiar el exterior del vaso o copa con un paño y algo de vaselina, y luego añadir una débil capa de agua con un rociador de los que se usan en la peluquería. La vaselina evita que las gotitas de agua escurran hacia abajo y así se mantiene la imágen de frío mucho mas tiempo, aunque esté a temperatura ambiente.
  4. Limpieza: es indispensable, todos los envases y objetos deben estar impecables, si no se daña totalmente la toma.
  5. Algo de postproceso: el photoshop es nuestro amigo, siempre puede eliminar o resaltar lo que haga falta.